¿Sabes que es el periné? ¿Sabrías localizarlo en tu cuerpo? ¿Sabes que músculos lo forman y que relación tiene a nivel energético, emocional y muscular con el resto del cuerpo? ¿Sabes la importancia que tiene durante el parto?

Quería hablaros desde mi experiencia personal, como Profesional de Reeducación Corporal Funcional RCF®, de una zona del cuerpo muy olvidada, seguramente por ser una zona «tabú», la cual es catalogada como prohibida desde edades muy tempranas, generalmente desde los dos años de edad que es cuando descubrimos que tenemos sexo y empezamos a tocarnos. Parece increíble que estando en el siglo XXI, siglo de las nuevas tecnologías, de las comunicaciones, de la información y de la libertad, sobre todo sexual, aún siga existiendo tanto tabú y tanto desconocimiento sobré el periné y sobre su función fundamental que desempeña en nuestro cuerpo.

Es cierto que, a veces, nos es difícil hablar de ciertas zonas de nuestro cuerpo, especialmente cuando nos referimos a zonas sexuales, como en este caso el periné. Seguro que conocéis a más de una persona que sufre de incontinencia urinaria o quizás sufra de problemas en la próstata, o incluso que tengan problemas de erección o de frigidez, y seguro que lo viven como una cosa normal, ya que por lo general la sociedad  tiende a normalizar todas aquellas dolencias y enfermedades que sufren la mayoría de personas de nuestra sociedad a cierta edad, o quizás lo ocultan por vergüenza al que dirán. Pero, …¿no crees que aquellas partes de nuestro cuerpo que tenemos olvidadas son aquellas zonas que más problemas nos dan?

También se ha normalizado el hecho de que cierto numero de mujeres, a cierta edad, necesiten del uso de compresas para su problema de incontinencia urinaria. Situación que puede estar relacionado con haber dado a luz varias veces o por la práctica intensa de algún tipo de deporte. Lo más preocupante es que estos problemas de incontinencia urinaria se esta dando a edades demasiado tempranas. En el hombre también hay una edad, según las estadísticas, en que es normal tener problemas con su próstata. Estas dolencias pueden acabar incluso teniendo que pasar a resolverse por medio de una intervención quirúrgica, pues puede darse un prolapso anal o bien de la vejiga urinaria. Incluso, en hombres y mujeres, puede llegar a producirse problemas más serios como la aparición de algún tumor.

Seguramente, habrás oído hablar de «técnicas de moda» que trabajan sobre el periné ofreciendo milagros, pero…..¿piensas que se puede solucionar algo en el cuerpo trabajándolo segmentariamente?… Por eso, quiero animaros a que conozcáis mejor vuestro cuerpo y, especialmente, vuestro periné, realizando esta fantástica aventura a través de la Reeducación Corporal Funcional RCF®, método pedagógico de trabajo corporal global, que os ayudará a entender el para qué de los problemas que tenéis en esa zona, y sobre todo, que podáis entender la relación que hay entre todos los planos o cuerpos del ser humano (físico, energético, emocional, mental y espiritual).

Desde mi experiencia profesional, puedo aseguraros que las personas que se han atrevido a realizar este trabajo han experimentado cambios espectaculares en su periné y en todo su cuerpo, gracias a la toma de conciencia corporal y al descubrimiento del potencial que su periné esconde. Ni que decir tiene lo maravilloso que es nuestro trabajo de Reeducación Corporal Funcional RCF® para las mujeres embarazadas y su preparación al parto y para el post-parto. Por supuesto, no me quiero olvidar de los hombres y sus problemas donde también podemos ayudar.

¿Te atreves a sentir como está tu periné y a entender el por qué de los problemas que tienes? Si es así, te propongo una serie de movimientos dirigidos a tal fin. Pues…..lo primero que te voy a proponer es que localices tu periné y para ello te propongo que te coloques de pie y con el dedo indice (el segundo) de una mano lo colocaras en tu pubis, y el dedo índice de la otra mano lo colocarás en tu coxis, así estás delimitando tu periné en sentido longitudinal. A continuación, te sientas en el suelo y pones tus manos debajo de tus nalgas, donde sentirás que hay un hueso (los isquiones) que aplastan tus manos, pues esos huesos delimitan tu periné transversalmente. Hasta ahora acabas de delimitar tu periné a nivel óseo, y dentro de este rombo (pubis, isquiones y coxis) se sitúan todos los músculos de tu periné, tanto superficiales como profundos.

A continuación, te tumbas en el suelo con las piernas flexionadas y tus pies paralelos a la anchura de tus caderas, con los talones debajo de las rodillas. Las palmas de las manos las colocas boca arriba. Sabes, en el periné las mujeres tienen tres esfinteres u orificios (uretra, vagina y ano), mientras que los hombres tienen dos (uretra y ano), y estos esfinteres, formados por músculos que forman parte de las Cadenas Musculares, pueden activarse independientemente unos de otros. Sabiendo esto, te propongo que contraigas fuertemente el esfinter de tu ano, ¿puedes contraer exclusivamente el esfinter de tu ano, o recurres a todo tu periné a la vez, incluso a otra musculatura?…..¿qué sucede con tu respiración?, se bloquea verdad. Y si intentas lo mismo pero esta vez con la vagina, ¿que sucede?……Y si intentas lo mismo con la uretra, ¿qué sucede?…

Como habrás podido experimentar, todo se contrae, has perdido el control voluntario de esa zona, y todo porque es una zona desconocida para ti. ¿Te atreves a descubrirla?

Maite Moliner Álvarez
Profesional en Reeducación Corporal Funcional RCF®